martes, 3 de diciembre de 2013

7 ideas para crear la rutina de dormir pronto


Es de sentido común pensar que dormir bien nos ayuda a encontrarnos mejor al día siguiente. Pero ¿es bueno tener una rutina horaria para irse a dormir? Al parecer en los niños/as sí que lo es. Un estudio de la Universidad College de Londres muestra que aquellos que no la tienen tienden a tener más problemas de conducta en el hogar y en la escuela. Pero no solo esto sino que,  en otro estudio de la misma Universidad, se demuestra que puede refrenarse el desarrollo de la capacidad cognitiva y puede perjudicar la salud en la vida adulta.

Dado que dormir bien es bueno para todos/as y uno de los temas más leídos es "no quiere dormir solo/a"  me he propuesto condensar en 7 claves o ideas para crear la rutina de dormir. Hay veces que el problema no es que vuestro hijo/a quiera dormir solo, sino que directamente no se quiere ir a dormir. ¿Que levanten la mano aquellas madres y padres que darían lo que fuera por decirle a vuestro hijo "a dormir" y que seguidamente se ponga el pijama y se acueste?.Pues ahí van 7 sugerencias que puede que os ayuden:


  • Misma hora todos los días.  Para crear una rutina  es importante hacer todos los días lo mismo.Parece obvio. Lo es. Pero es que si no marcamos una hora de dormir fija, acorde a su edad,  y la mantenemos no lograremos mucho.
  • Crea el ambiente o el entorno adecuado. Calma tu estado de ánimo, baja las luces, pon programas de televisión no excitantes, tómate una infusión mientras tu niño/a se toma el bibe... Si queremos que comprenda que es momento de relajarse nosotros tendremos que hacer lo mismo.
  • Ayúdale con  señales clave. No sólo vale con el típico "a dormir". Otras señales como su muñeco que le acompaña mientras duerme, mostrarle por la ventana cómo ha oscurecido,  dar las buenas noches a todos, cepillarse los dientes juntos, es decir, actividades u objetos que también le indiquen que llegó la hora.  
  • Relax si, activación no. Es decir, si después de cenar tu hijo/a quiere ponerse a jugar al fútbol o saltar en la cama o jugar a los videojuegos pues lo más probable es que después quiera hacer de todo menos dormir. Así que si no tiene sueño permítele que esté despierto pero sólo haciendo actividades relajantes o no activantes.
  • El cuento para dormir. Prueba a leerle un cuento en su cama todas las noches antes de acostarse. Esto reforzará vuestro vinculo y actuará cómo señal de que llegó la hora.Y si os gusta cantar, ¿por qué no cantarle una nana?
  • Crea un ritual o costumbre. Por ejemplo, cuando yo era chico mi padre me llevaba a darle las buenas noches a la luna, momento que yo disfrutaba  y me servía para saber que había que ir a dormir después.
  • Procura que tu hijo/a llegue con ¡ganas de dormir! Si ha hecho actividades físicas durante el día o si no ha dormido siesta son detalles que te ayudarán a que llegue la "necesidad imperiosa" de dejarse atrapar por los brazos de morfeo.



¿y vosotras/os, recordáis alguna actividad o costumbre que os ayudaba cuando teníais que ir a dormir?

Por último os dejo con un divertido vídeo de un niño bailando encima de la cama una canción de Pitbull (algo prohibiíiiiisimo a no ser que sea en fin de semana eh!) :)

lunes, 18 de noviembre de 2013

¿cómo hablar del abuso sexual con tu hijo/a? - La regla de kiko



Siempre se procura enseñar a los niños/as, que no deben montarse en coches de extraños ni aceptar regalos de desconocidos. Pero ¿Sabéis que gran parte de los abusos sexuales a menores vienen por adultos conocidos? El abuso sexual no es un tema que se hable con facilidad en familia y menos cuando los niños/as son pequeños. Sin embargo es importante prevenir este tipo de situaciones  para que tengan idea de qué hacer si sucede y cómo tienen que afrontarlo. 

Hace ya unos meses en la Asociación Quiero Creer, lugar donde trabajo, llegó a mis manos un cuento muy curioso a la par que sencillo. Se llama "Kiko y la mano"

Es inevitable sentir la tentación de explorarlo sólo con ver la portada. Esta llama la atención por el muñequito verde con ojos de pocoyo y una mano de colores que lo acompaña.

En cuanto lo abres descubres que la misma sencillez de los dibujos se mantiene en la narración de la historia. Una historia clara y concisa. Explica a modo de analogía que la mano puede proporcionarle muchas cosas, alegrías, cuidados, juegos siempre y cuando se respete una regla, un límite que no puede pasar, y ese es tocar dentro de la ropa interior. Y si eso sucediera debe contárselo a otro adulto. Esta es la "Regla de Kiko".

Este cuento, a pesar de ser cortito y escueto, trata cinco aspectos muy importantes para transmitir a los niños/as

1."Tu cuerpo es tuyo": debemos enseñarles que su cuerpo les pertenece y nadie puede tocarles sin permiso. 
2. Buena forma de tocar - mala forma de tocar: cómo establecer el limite de que no está bien que le miren o toquen en sus partes privada ni que un adulto le pida que toque las suyas. 
3. Secretos buenos - secretos malos: un secreto bueno sería por ejemplo una fiesta sorpresa y un secreto malo aquel que le hace sentir nervioso o incómodo, por lo que debe contarlo a un adulto de confianza.
4. La protección y prevención son responsabilidades de los adultos: los adultos deben estar cerca para estar atentos y ser receptivos a sus sentimientos y comportamientos. 
5. Otros aspectos
           Notificación y revelación: darle la posibilidad de que elija el niño/a adultos de confianza en el caso de que suceda
           Autores conocidos y extraños: esta red de adultos de confianza le tiene que servir para hablar en el caso de que algún adulto de su entorno le haga regalos sin motivo aparente o les pidan mantener secretos. 
          Ayuda: el niño debe saber que hay una red de trabajadores que están dispuestos a ayudarle en el caso de que suceda.

Sencillo, claro y muy útil para poder crear el momento y explicar un tema que no estamos acostumbrados a hablar. En la siguiente página podréis descargarlo y acceder a más contenido relacionados. 

Fuente: www.laregladekiko.org [último acceso Noviembre de 2013]